“La arquitectura moderna no es un estilo, sino una forma de vida”.
Marcel Breuer.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Hotel en Machu Picchu

Miguel Rodrigo Mazuré, arquitecto.
Cuzco - Perú. 2007.

Imágenes encontradas en: AS3D Arquitectos (Imágenes en eD) y METALOCUS magazine / revista (Perspectiva)



En los últimos días, luego de que compartieran esta imagen en las redes sociales, las críticas y halagos no se hicieron esperar y desataron una serie de comentarios donde se observan posturas encontradas y divergentes. Unos indican que "desentona con el entorno" y otros se preguntan si es una estación espacial, hay también quienes halagan al autor y destacan este proyecto (estos últimos en menor número).

Quiero aprovechar este desenlace para compartir mi punto de vista, mis apreciaciones y motivar el debate, aun más.

Estamos hablando de un proyecto del reconocido arquitecto Miguel Rodrigo M. No es un ejercicio de taller, es un resultado de "algo más aterrizado" que un intento bien intencionado. Este Proyecto, según lo recogido en internet se trata de un Hotel Terminal Panorámico en la Cordillera Andina. Según la revista ARQ. 

..."Este hotel, con 400 habitaciones para convenciones, está proyectado de tal manera que, por sus características estructurales, puede situarse en cualquier nudo de nuestra cordillera andina para apreciar un extenso panorama en sus múltiples direcciones y vincularse con él y ser parte de su contexto. La planta de doble crujía paralela produce su propio espacio de gran escala exterior. El centralismo de su circulación vertical en relación con sus múltiples funciones habitacionales, de entretenimiento, sus capacidades deportivas, facilidades nocturnas y esencialmente sus características espaciales, le dan a su función central de convenciones una condición de hotel terminal y una condición de gran facilidad turística.

Por las características de sus plantas, puede concentrar los servicios del propio hotel estratégicamente de una manera centralizada haciendo muy productivas sus capacidades de servicio, independientemente del discurrir de sus ocupantes a manera de un gran trasatlántico en la inmensidad de un mar de alturas verdes, sin que el tráfico complejo de sus funciones de servicios como circulación de maletas, lavandería y atención a las habitaciones sea independiente del discurrir de los visitantes. Esta concentración centralizada de los servicios son características de hoteles altamente rentables.
Las capacidades estructurales de sus identidades (tubos estructurales que tienen la capacidad de desplazarse en el espacio) permiten al visitante experimentar las alturas del paisaje, a manera de un cóndor, situándolo en el desde múltiples ángulos. Sus propios espacios exteriores, debido a su gran escala, establecen una estimulante relación compenetrada con la majestad del paisaje andino"...





Creo que es de gran importancia entender el por qué? de las cosas, estamos obligados -como profesionales- a realizar un análisis del entorno que compete a temas de nuestra profesión.

En esta ocasión citaré algunos de los comentarios que se dieron en las redes sociales y veamos hacia donde nos conducen estas apreciaciones:

  1. La verdad no parece un Hotel, pero si esta muy bien diseñado. Desde nuestro punto de vista: Como debería ser un Hotel? indicar que no parece uno es casi como decir que existe un prototipo específico para hoteles? y no los hay... Hay que evitar encasillar la profesión, las posibilidades aun son infinitas y ello es una ventaja para el avance del ser humano. 
  2. Interesante, pero donde queda la armonía con el entorno?en nuestra "capital" ancestral. Preguntamos: Cuando llega el ser humano a una reserva virgen, donde queda la armonía? La armonía en esta intervención está en utilizar las herramientas de la civilización en la que vivimos como es el teleférico y armonizar la intervención con otros usos complementarios como el hospedaje. Aprovechar nuestros recursos y sacar el mayor beneficio es parte también de nuestra responsabilidad, no sólo como arquitectos, sino también como peruanos. Para ello se estima una óptima intervención y si bien el resultado arquitectónico puede modificarse, la propuesta es bastante completa (siempre y cuando el objeto arquitectónico no compita con las ruinas aledañas, como se ve en las perspectivas). Para determinar una crítica completa deberíamos saber exactamente la ubicación de este proyecto y verificar si afecta la zona de intervención. 
  3. Formalmente esta bastante bien. pero creo que los materiales no tienen compatibilidad con la particularidad del lugar. Si buscamos materiales particulares de la zona sería el barro, la madera, la piedra... En la actualidad, los materiales para este tipo de intervenciones -como se ven en las imágenes- son los apropiados. 
  4. No escuchaste al terreno, tienes que sentir el terreno, ser uno con el terreno. Este tipo de apreciaciones vienen formando parte de las equivocaciones que se imparte en los talleres de diseño, lamentablemente la capacidad académica es muy limitada en nuestro país y ello siempre nos juega en contra.




Agradecemos los comentarios realizados en las redes sociales así como aquellos comentarios que se den en el futuro por parte de nuestros amigos, colegas, seguidores y lectores en general.

12 comentarios:

Lector intrigado dijo...

Un par de observaciones a tus últimos comentarios:

1) Y qué tiene de malo la piedra, el barro y la madera? Ya no se pueden usar?
2) Está bien que cuando uno llega a un bosque virgen e interviene, rompe esa armonía, pero yo puedo preguntar ¿ y qué del lugar hay en el edificio? Porque efectivamente como ahí dice, podría estar en cualquier parte de la cadena montañosa, como también en cualquier parte del mundo; perfectamente podría estar en miami, o HK, incluso en el espacio. Entonces, de qué se nutre el edificio además de la ciutiquería que es la vista "a modo de cóndor"? Las torres petronas tendrán vista a modo de paloma?

Saludos

Fernando Freire Forga dijo...

Estimado Lector, se agradece el comentario.
La madera, el barro y la piedra no tienen nada de malo para los fines en que su uso es el óptimo. En este caso, como estructura para un teleférico, y construcción de las dimensiones que se ven, es óptimo el uso de estructuras mucho más resistentes.
Cuando un elemento puede estar en cualquier parte adquiere una cualidad y en el campo arquitectónico se le designa a este hecho como algo "Universal".
El problema es creer que el "disfraz" es la solución. Cuando Le corbusier refería la vivienda como la maquina de habitar, estamos frente a un nuevo suceso, similar a lo que vemos en los autos, embarcaciones, aviones, maquinas en general etc...

Cuando se cuestiona y se pregunta: de que se "nutre el edificio" habría que retomar el asunto desde el principio y darle el uso adecuado a las palabras a emplear, caso contrario la confusión será inevitable.

Lector intrigado dijo...

Muy de acuerdo en que es un problema creer que el "disfraz" es la solución. Nada más alejado de mi pensamiento. Pero todas las máquinas de habitar, o las bien diseñadas, al menos, se adecuan a su hábitat. Los autos y los aviones, existen de distintos tipos. Hay jeeps para el barro con altura más elevada, suspensión más flexible y neumáticos con grandes dientes, hay aviones de carga que tienen cualidades especiales, tamaños más grandes y motores más potentes , otros para volar en la selva que son más chiquitos y ágiles para aterrizar en pistas cortas. Así mismo la arquitectura es y hace (o debiera hacer, en este caso) lugar.
A eso iba específicamente mi pregunta. ¿Qué del lugar hace el edificio en sí? Me gustaría insistir que en ningún momento hablo del disfraz del edificio.

Saludos

Pablo Oswaldo Blaz Miranda dijo...

La arquitectura es una `propuesta que no necesariamente debe responder a un prototipo pre-establecido, pero si debe estar intimamente ligada al objetivo para lo cual existe, el resultado fruto de las distintas variables consideradas en el proceso de diseño puede tener ciertas limitaciones. Veo el objeo y me parece un gran objeto electronico, un poco duro, pero su coherencia con sus propositos lo hace interesante y retador dentro del del gran espacio natural.

Fernando Freire Forga dijo...

Lector intrigado, gracias por insistir.
Compartimos los mismos fundamentos lógicos. Los ejemplos que describes son muy certeros para el tema en cuestión.
El diseño en particular en este edificio, si bien es cierto, resulta un tanto protagonista y "espectacular" por las dimensiones y el emplazamiento que a su vez sirve como estación de teleféricos.
Como bien indicas, las estructuras de este edificio corresponden a las funciones que intervienen.

Creo que la crítica en este proyecto la podríamos dividir en 02 partes (relacionados a los comentarios):
1.-Contexto Natural: En este caso no se tiene muy claro donde estaría ubicado exactamente. No obstante, quiero creer que no está en el entorno próximo a la ciudadela de Machu Picchu. Cualquier edificio que se haga en su proximidad tendría o debería tener (a mi criterio) un carácter invisible para no generar un desorden visual con el contexto existente. En caso de proponer una edificación aledaña a la ciudadela tendría que estar media enterrada, que no distorsione o altere el lugar. En caso de darse una edificación tan cerca debería ser algo muy complementario como servicios higiénicos, posta médica, museo de sitio....no pensaría en colocar un hotel en las faldas del Cerro donde están las ruinas... si en los cerros de alrededores sin perturbar la zona de las ruinas...Creo que hay cierta oposición por que quizás algunos piensen que el proyecto en custión estaría al lado de las ruinas...

2.- Emplazamiento: Si bien una torre de teleféricos tendría cierta similitud en una escala menor, al colocarse un hotel me parece válido que se utilice el emplazamiento de tal manera que no se genere mucho movimiento de terreno, se colocan estructuras verticales y sobre ellas el Hotel.

luis fernando arango arboleda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
luis fernando arango arboleda dijo...

Quizá como ejercicio de diseño y propuesta arquitectónica, sea llamativo, pero es bien raro, en un país conocido por la riquísima cultura incaica, no se aluda precisamente a la construcción, orientación y desarrollo constructivo, con relación al sol, que tuvieron los incas. Se olvidaron en este diseño de la hermosa piedra, con que hicieron sus construcciones. Seria hermoso, ver un hotel que haga alarde de lo incaico, de los terraceos y de los canales de agua, no de construcciones que bien parecen salidas de la guerra de las galaxias o algo así.

Fernando Freire Forga dijo...

Estimado Luis, si bien ha resultado polémico este proyecto, considero que las funciones del mismo son claras y actuales, las mismas que evidencian una clara diferencia en relación a nuestra riqueza arquitectónica incaica. Si bien resulta de gran importancia respetar y tratar con mucho cuidado el contexto patrimonial, una intervención como la que se expone sirve para contemplar la naturaleza, para albergar turistas y como estación de teleféricos. Al igual que una represa moderna o cualquier construcción actual, no es necesario remedar el estilo o las características de una arquitectura pasada... podría llegar a ser peligroso debido a que ya no se cuenta con la técnica de entonces...es probable que lo que se remede, como ha sucedido en otros proyectos, resulte un producto "burdo" e innecesario.

Lector Intrigado dijo...

Me parece muy apropiado lo que Luis Fernando dice, y yo diría que ambos hablamos de lo mismo: El edificio carece de toda la sensibilidad que sí tuvieron los incas, no tiene un aplomo adecuado al lugar... no se llega a posar, es una nave espacial que podría desplazarse 100 metros más allá o más acá y no cambiaría nada. Nada más alejado de la sensibilidad incaica. Curioso que no hayan querido aprender de eso.

Saludos.

marec dijo...

El diseño puede ser muy interesante como ejercicio de Rodrigo, pero es demasiado frio para ser, lo que se anota multifuncional paradero de teleférico, albergue turístico o centro de convenciones y hasta para ser un simple mirador. Toda la construcción podría ser apropiada para los usos mencionados (pero no en el entorno andino ni menos cerca de unas ruinas de cualquier tipo, lo más cercano y apropiado sería el mirador de tres cruces o el abra de Porculla), menos los dos bloques suspendidos y aterrazados que sirven de habitaciones, disturban totalmente el conjunto. Parece que el autor quiso introducir algo rememorando las terrazas andinas pero se ve como unas cajas de cartón de empaque con huecos. Y además el diseño visto de lejos, recuerda más bien las portadas chinas o japonesas que algo andino. Espero que Rodrigo haya considerado la cimentación antisísmica pues esa pesadez literal del conjunto, puede desequilibrar fallas ocultas como sucedió en Camacho o en algún movimiento fuerte venirse abajo. Y es cierto lo que dicen algunos , debe colocarse algo más en el diseño que recuerde donde va a estar situado o a que civilización va a disturbar . Y más aún debe prever como va a ser remodelado prontamente su edificio, dado que lo mismo sucedió con su proyecto del ministerio de pesquería que ya no es lo que él hizo y este es de menor valor que el mencionado. Otra cosa, debe recordar que él no es Hadid todavía para creer que su proyecto pueda estar en cualquier lado reconociéndose a su autor.

Anónimo dijo...

Este Proyecto es vergonzoso. La arquitectura debe ser el reflejo del entorno en donde se inserta, no un espejo que mimetiza por que la arquitectura se basa en la transformacion de lo presente.
En la memoria del proyecto se habla de funciones, de estructuras, de funcionalidad y nunca se habla del paisaje del entorno.
La representacion es malisima, la formalizacion degenera el paisaje y no podemos dejar de pensar en este proyecto sin recordar la arquitectura metabolista, la arquitectura brutalista que desaparecio hace ya mas de 40 años y que hoy dia como arquitectos no podemos seguir pensando en esos terminos.

reverb dijo...

...lo primero que habría que plantearse es por qué un edificio ahí?
No creo que sea necesario; no debería ser todo intervenido por el Hombre! nada se respeta; somos demasiado rapaces y soñamos con el dinero y el poder.
Además este edificio de diseño brutalista es demasiado Viaje a las estrellas; demasiado retro, como para insertarse bien en la arquitectura moderna de este siglo.