“La arquitectura moderna no es un estilo, sino una forma de vida”.
Marcel Breuer.

domingo, 3 de marzo de 2013

Casa del Dr Hochkoppler

Teodoro Cron, arquitecto.
San Isidro, Lima. 1950.


Fotografías: Fernando Freire.




Luego de la visita a esta extraordinaria vivienda unifamiliar, se revisó información adicional para conocer con más detalle los orígenes en cuanto a su arquitectura y  complementar la ficha informativa.

En un terreno de 1,600 m2, entre las calles Miguel de Cervantes y Samanez Ocampo se observan una subdivisión en un plano de ubicación sellado en el año 1955. Una parte de este, con 1000 m2, corresponde a la casa del Dr. Hochkoppler. Hacia la calle Samanez Ocampo se ubicó la casa principal y un pequeño estudio para huéspedes tendría acceso desde la calle Cervantes. Estas dos edificaciones compartieron el jardín principal de la vivienda.

Plano de Ubicación firmado por Teodoro Cron en 1955, solicitando la licencia de construcción para otra vivienda en  la esquina, en un terreno de 600 m2, propiedad del Dr. Hochkoppler


Actualmente, la edificación de huéspedes se encuentra independizada y no forma parte de la "vivienda matriz", la cual ha sufrido algunos cambios a lo largo de sus 63 años de existencia.

Una primera ampliación y remodelación importante constó de dotar un segundo nivel para ampliar el área de servicio. La intervención volumétrica casi no afecta el diseño original, considerando la correcta ubicación de la escalera de servicio. No obstante, el ingreso fue cambiado y perdió la originalidad que caracterizaba a la vivienda: el ingreso tipo zaguán entre dos volúmenes y las cigüeñas en bajo relieve realizadas por el artista Ronald Joseph. Al ingreso se le añadió un volumen falso que integró los muros que se observan separados en las imágenes publicadas en la revista El Arquitecto Peruano en 1951. Seguramente esta primera intervención fue una solicitud por parte del propietario (2do propietario) con la finalidad de ampliar los espacios de la vivienda. Se observa también una ampliación en el dormitorio principal, hacia el jardín interior y otra en el dormitorio que da hacia la calle Samanez Ocampo. Finalmente, el espacio abierto entre las cocheras y  la cocina es techado con láminas translucidas.

Arquitectura: El planteamiento de Cron es interesante y novedoso para ese tiempo, la propuesta arquitectónica resalta y destaca en relación al contexto arquitectónico moderno en Lima. En cuanto al ámbito internacional, en esas fechas recien se estaban proyectando y construyendo la casa Farnsworth de Mies y la casa de Cristal de P. Johnson. 

Si hacemos un ejercicio y comparamos esta vivienda patio con alguna de las casas modernas famosas a nivel internacional, una de las primeras sería la Casa del arquitecto José Luis Sert en Massachusetts, construida en 1958. Y seguramente, desde distintos puntos de vista, ambas coincidan en ser consecuencias de estudios en relación a nuestra arquitectura popular y bernácula*. 

Plano original de la vivienda del Dr.  Hochkoppler. Teodoro Cron, arquitecto. 1950.
Espacios: 1.- Patio, 2.- Preámbulo de Entrada, 3.- Living, 4.- Comedor, 5.- Cocina, 6.- Oficio, 7.- Dormitorios, 8.- Sirvientes, 9.- Garages para dos autos, 10.- Patio de servicio.

A continuación se exponen las imágenes logradas en la visita realizada el día jueves 28 de febrero de 2013.

Vista exterior desde la calle Samanez Ocampo.


Ingreso Principal desde la calle.




Patio Central de Ingreso.


Puerta de Ingreso vista desde el Patio de Ingreso.


Acceso al hall de distribución previo a la Sala (de frente), los dormitorios (a la izquierda) y la cocina (a la derecha).








Vista del hall de distribución previo a los espacios, la puerta que se ve al final es la de la cocina.


Sala y detrás de la chimenea se encuentra el comedor.


Fachada posterior, desde el jardín.




Vista del patio de ingreso desde el techo de la vivienda.


Detalle de las rejas diseñadas por Cron.



Esta vivienda fue publicada en la revista El Arquitecto Peruano, en el año 1951. La publicación contó con un escrito realizado por el reconocido arquitecto Hector Velardo, quien hace lo suyo con una "serie de frases románticas" que marcaron una época en cuanto a la apreciación arquitectónica y la manera de describirla. 


Reseña escrita por Héctor Velarde para la revista El Arquitecto Peruano, 1951: “Una casa peruana… …Hecha por un suizo”.

El suizo es el joven y distinguido arquitecto Theodor Cron y la casa es del conocido Ginecologo Dr. Ernesto Hochkoppler. –Ubicación: Samanez Ocampo 240.

El arte fino de Cron y el buen gusto del Dr. Hochkoppler se han unido en amor y admiración por nuestra tierra, luego la han comprendido y, de ahí, el resultado: una deliciosa realización arquitectónica.
Hace algún tiempo publiqué en estas acogedoras páginas un artículo titulado “Influencias del barroco en la arquitectura moderna en el Perú”, trabajito que presenté después al Congreso de Peruanidad y del cual copio el párrafo final:

“Si pensamos en la secuencia del barroco y su comunión profunda con nuestra tierra, raza y formas indígenas, lograremos, seguramente, una arquitectura nueva no de perillas, conchas y volutas, sino sencillamente más plástica que estructural, más movida que rígida, colorida, de ritmos horizontales, de juego macizo de volúmenes salientes y lisos… Creemos que así será nuestra arquitectura de mañana, internacional y peruana”.
Contemplando la casita del arquitecto Cron, creo que, quien sabe, no me he equivocado mucho; allí están nuestras paredes compactas y coloridas con tonos claros de huaco fino, nuestros pasteleros chatos y sin lluvia, nuestras ventanas moras, nuestras viviendas cúbicas de arcilla costeña, el patio y hasta el “principal”, una gracias natural y delicada en lo pintoresco y sencillo de nuestra plástica, y luego, esas cigüeñas que hacen del muro principal un cuadro de luz, símbolos de fecundidad y de la sabiduría del Dr. Hochkoppler, ya no son cigüeñas europeas sino fuertes alcatraces de nuestras playas mochicas, símbolos igualmente de fecundidad y riqueza, que vuelan como escapados de un friso de Chan-chan y que se zambullen en la picada de lo lindo.

Y todo tan barato.
Casita peruana hecha por un suizo.

HECTOR VELARDE.











Agradecimientos: Se agradece a los propietarios de la vivienda y a la Sra. Lucy Varón, quien nos permitió realizar la visita y el levantamiento fotográfico.


Nota: * Si el arquitecto Sert vino al Perú a mediados de la década de 1940 y estuvo trabajando en el Plan Regulador de Chimbote hasta 1948, para luego regresar invitado por la "Facultad de Arquitectura" de la UNI... me pregunto: Es probable que Sert y Cron se hayan conocido???