“La arquitectura moderna no es un estilo, sino una forma de vida”.
Marcel Breuer.

martes, 21 de mayo de 2013

VIVIENDA MULTIFAMILIAR (50’s - 70’s) 2da. Parte

EDIFICIO MULTIFAMILIAR EN CAMINO REAL -1960

FICHA TÉCNICA
Arquitecto:                           Manuel Villarán Freire
Dirección:                              Av. Camino Real 1190, San Isidro
Tipología:                               Vivienda multifamiliar
Nombre:                                 Residencial Real
Estilo:                                       Moderno
Año de ejecución:             1960
Propietario Inicial:              Familia Belmont
Número de pisos:                3
Número de dptos.:             9
Estacionamientos:             9

Edificio en Camino Real:  http://laformamodernaenlatinoamerica.blogspot.com/2011/07/manuel-villaran-freire.html

“El arquitecto Manuel Villarán forma parte de la primera generación de arquitectos formados bajo el dogma moderno en la Escuela Nacional de Ingenieros, actual UNI. Por la destreza demostrada a su corta edad sorprendió al gremio de arquitectos locales al recibir el premio Chavín en 1952 por el edificio Guzmán Blanco, y desde entonces ha plasmado una serie de proyectos arquitectónicos de gran factura en nuestra ciudad. Su obra destaca por la excelencia y calidad en el desarrollo de Edificios Multifamiliares, recibiendo el premio “Teknoquímica” en 1960 por el edificio de departamentos en la Av. Camino Real en San Isidro. También fue reconocido por varias municipalidades, quienes le otorgaron el conocido premio ‘mejor casa del año’.” Fernando Freire Forga, arquitectohttp://laformamodernaenlatinoamerica.blogspot.com/


ANÁLISIS CONTEXTUAL


El edificio Real se ubica en el cruce de las avenidas Camino Real y Álvarez Calderón, en el distrito de San Isidro, Lima. Una de las características importantes a ser tomada en cuenta es la forma de emplazar las volumetrías del edificio sobre el terreno (el que es de forma cuadrada) para generar áreas verdes dentro del lote y lograr que el área libre sea similar al área techada. El volumen principal, que está suspendido sobre pilotes, se ubica hacia la esquina para remarcar las calles. El segundo bloque, el que cuenta con departamentos de menor área, se ubica con frente hacia la calle Álvarez Calderón, y finalmente, el tercer bloque de departamentos se ubica con frente a la avenida Camino Real, pero retirado de la misma para darle mayor privacidad.
En la zona donde se ubica el edificio existen diferentes parques, lo que genera que haya una mayor cantidad de metros cuadrados de área verde por habitante, algo que no es muy común en Lima. El Lima Golf Club, el bosque de El Olivar y los parques Roosevelt, Ernesto Alayza y Unión Europea se encuentran a no más de 3 cuadras a la redonda.
El edificio presentaba escala peatonal y urbana en sus primeros años. La escala peatonal está marcada por el vacío generado al suspender el edificio en el aire, lo que permite que el peatón aprecie la conformación de la esquina de la calle. Mientras que la escala urbana se conforma por la composición del volumen frontal lleno que da frente a la amplitud de la avenida Camino Real. Actualmente, al haberse colocado una reja perimetral al edificio, la escala peatonal generada por la permeabilidad que este lograba con la calle se ha perdido, pasando desapercibido el juego entre el lleno (del bloque de viviendas) y el vacío (generado por los estacionamientos).


ANÁLISIS FORMAL Y FUNCIONAL



Como se mencionó, el edificio cuenta con tres bloques que poseen una volumetría definida por un prisma recto. Cada uno de estos bloques alberga a tres departamentos, uno por piso en una planta típica por bloque, pero disímiles entre ellos. Si bien todos los departamentos cuentan con Sala- comedor, cocina y lavandería, las diferencias serán dadas en la forma del departamento y en la cantidad de dormitorios. El bloque que se alza sobre 6 pilotes hacia la esquina del terreno cuenta con 3 departamentos de 3 habitaciones cada uno y se ubica como eje que remarca la intersección de las calles. Al elevarse sobre el terreno para poder ubicar a 5 de los 9 estacionamientos, permite que la visual del peatón pueda abrirse hacia las avenidas, así como favorece a los conductores de autos. El segundo bloque, que da frente a la calle Álvarez Calderón, posee sólo 2 habitaciones y es el que alberga departamentos de menor área. Este bloque también se levanta sobre el terreno aprovechando la pendiente de la calle para generar los 4 estacionamientos restantes y un depósito general. El tercer bloque se ubica en la esquina posterior del terreno, y la característica particular con respecto a los dos bloques anteriormente mencionados es que este bloque no se eleva sobre el terreno, sino que se posa sobre el terreno. Sin embargo, este bloque de vivienda no se lee de manera masiva o pesada gracias a que está antecedido por un extenso jardín que le genera una plataforma que lo aligera y a la vez le permite tener un amplio retiro con respecto a la avenida Camino Real, permitiéndole  también liberarse de la bulla generada en la avenida. Este jardín se eleva de la cota de la calle aproximadamente 75 cm, los que son contenidos por un muro de piedra a manera de andén peruano.
El edifico, al igual que el también analizado Edificio Pacífico, posee un perfil regular, además de una textura visual plástica apreciable en la composición de volúmenes: sus diferencias en altura pero su correcta relación de distribución a partir de la circulación vertical, la que permite colocar el nivel de los departamentos del bloque 1 coincidiendo con los descansos de la escalera. En la textura táctil se observa un juego de líneas en la composición general, tanto de manera vertical y horizontal presentes en los enmarques de fachada y carpintería, así como diagonales presentes en el piso del estacionamiento, detalle que felizmente perdura hasta hoy.











ANÁLISIS TECNOLÓGICO

Confort. El edificio posee una orientación en la fachada principal con dirección Este, por lo que el Sol de la mañana le genera asoleamiento directo. Este inconveniente tecnológico fue seguramente dejado en un segundo plano, favoreciendo al diseño volumétrico y emplazamiento, ya que es justamente hacia este frente donde se ubican ventanales de piso a techo en todo el departamento. Este asoleamiento afecta a los bloques 1 y 3, mientras que el bloque 2 tiene una orientación distinta, con su fachada principal direccionada hacia el Sur, por lo que no sufre de asoleamiento y gana luminosidad sobretodo en los meses de verano. La dirección de los vientos predominantes es Sur y Sureste. Gracias al emplazamiento todos los departamentos logran tener una ventilación directa y constante. El bloque que logra una mejor ventilación es el bloque 1 al estar hacia el frente y tener una mayor área de fachada hacia esta dirección. Al alzarse este bloque sobre el terreno, permite que la ventilación llegue también al espacio de recepción y distribución horizontal.
Estructura. El edifico está estructurado a partir de columnas y placas de concreto armado. Las columnas se pueden apreciar en los estacionamientos, con 6 columnas en cada uno. Cada grupo de 6 soporta un bloque apoyándose también en placas estructurales. Las columnas están revestidas con un enchape de pepelma celeste, mientras que la placa del bloque 1 tiene un revestimiento color negro, y cumple a su vez con la función de enmarcar el ingreso lateral y aislar la circulación del ruido y la contaminación del estacionamiento.

En el bloque 2, existen dos placas estructurales que encajonan el edificio, generándole mayor estabilidad, pero sin quitarle la ligereza que este imprime, ya que están retiradas de la fachada, y por ende permiten que el volumen ‘vuele’ hacia la calle Álvarez Calderón. Como se mencionó, el tercer volumen se posa sobre el terreno y no genera la sensación de estar suspendido ya que posee dos placas estructurales en su fachada, lo que le impide suspender el edificio sobre pilotes, además que no hay una razón funcional para hacerlo, como sí sucedía en los dos bloques anteriores.
Un punto interesante en el diseño de la estructura de este edificio se da en el tema de las vigas. En ninguno de los 3 bloques es apreciable el peralte de estas, por lo que hemos de suponer que se utilizaron losas de concreto o vigas chatas para salvar las luces del techado debido a que arquitectónicamente se buscaba una fluidez espacial que podría ser perjudicada por las vigas entre espacios.



EVOLUCIÓN
El edificio ha sufrido pocas alteraciones a pesar de los largos 50 años que tiene de construido. En una comparación fotográfica entre la situación en los años de inauguración y las fotografías actuales, se puede apreciar que se le ha colocado una reja perimetral debido a lo insegura que se volvió la ciudad. Otro cambio notorio es el de la carpintería de las ventanas en general, las que han sido cambiadas a perfiles de aluminio, lo que desvirtuó en fachada la idea de marco generado por los muros laterales, la losa del segundo piso y el techo del último que eran de un color blanco, mientras los elementos lineales que quedaban dentro del marco eran de un color oscuro y uniforme, tanto los perfiles verticales para los vidrios, como el canto de la losa en manera horizontal. La carpintería de la fachada del primer departamento del bloque principal se ha visto modificada con la colocación de una reja metálica pequeña, pero que altera el ritmo de todo el bloque.
Las bruñas originales se mantienen y están pintadas para remarcar la separación, bien sea entre departamentos, o entre muros y estructura horizontal.
En el bloque posterior se puede apreciar que el diseño original tenía también el techo y la pared lateral pintada de otro color, nuevamente con la intención de encuadrar el bloque.
Se colocó también el nombre del edificio en la parte derecha inferior del bloque principal, además del número de la dirección en la avenida Camino Real utilizando bronce.





2 comentarios:

Fernando P. dijo...

Desde mi punto de vista uno de los edificios de vivienda más bonitos de Lima, es de resaltar la simpleza con la que se organizan los volúmenes y los espacios para lograr equilibrio entre ellos, así como entre lo que deja ver y lo que no. Además tiene respeto por el contexto y por el peatón. Algo (o mucho) de eso le falta a los arquitectos que últimamente diseñan los nuevos edificios de vivienda en Miraflores.

Fernando Freire Forga dijo...

Fernando, gracias por tus apreciaciones. Efectivamente, concuerdo en que este edificio representa una de las mejores producciones en edificios multifamiliares en nuestro país y por ello fue premiado por la municipalidad con el premio Tecnoquímica. Saludos.