“La arquitectura moderna no es un estilo, sino una forma de vida”.
Marcel Breuer.

sábado, 17 de octubre de 2015

Mención Honrosa: Concurso Playa Pescadores / Club Regatas Lima





Proyecto:
Yván J. Sánchez, Luis A. Kobata, Cristhian Rivera, Boris Aréstegui, Víctor Vargas, Juan Julio Torres, Anamaria Castillo

Colaboradores:
Milko Silva, Alicia Mulatillo, Marisol Alarcón, Bárbara Ríos, Jonathan Quispe, Ronny Ajalcriña, Kevin Paredes.



La propuesta para el proyecto “Recuperación y desarrollo de la Playa de Pescadores” se basa en tres ideas esenciales. La primera: ‘Ordenar usos en mar y tierra’, la segunda: ‘Brindar mayor superficie playa y rentabilizar sus servicios’ y la tercera: ‘Hacer ciudad, recuperar naturaleza’. Ordenar usos en mar y tierra El proyecto parte de entender la situación actual: variadas actividades, en mar y tierra, se desarrollan entremezcladas entre sí, generando un caos y un sentido de desorientación muy alto. Por lo que se acondiciona el muelle actual para que sirva como muelle de turismo y de atraque de las embarcaciones que realizan los paseos marítimos y se propone un nuevo muelle para las todas las actividades de pesca artesanal. En el espacio marítimo entre ambos muelles, separados entre sí un promedio de 50 metros, se organizan las embarcaciones en un área de marea tranquila para embarque y desembarque, liberando las playas a ambos lados (Playa de Pescadores y Playa Agua Dulce) para el disfrute del mar de los bañistas y deportistas. En el espacio terrestre se han generado 2 grandes sectores separados por una, ahora, grande playa: la nueva Playa Pescadores. El Sector Turístico-Comercial-Pesquero, se encuentra entre ambos muelles: una plaza elevada 4.5 metros de altura contiene los restaurates turísticos con una vista privilegiada al horizonte marítimo y con terrazas privadas en cada uno de ellos; esta plaza también sirve como cubierta del mercado, que está hundido medio nivel, generando de esta manera, una permeabilidad visual en todo el sector y el área de playa muy potente. Esta cubierta, además, enmarca el recorrido hacia los dos muelles, que generan una plaza hundida a -1.20m del nivel del espacio público donde se dispone el mercado y servicios complementarios a éste, así se intenta dotar de relevancia a este espacio y a las actividades tradicionales que realizan como con la preparación de las redes de los pescadores. La circulación es generada a través de una rampa y una escalera hacia la parte superior donde también se encuentran áreas administrativas y de capitanía. La modulación estructural utilizada para todo el proyecto es 2 x 2, generando así los vacíos de la rampa y escalera con el fin de dejar pasar la luz hacia al espacio público inferior. Por otro lado, el Sector Servicio está conformado por el área de estacionamientos y área de servicios complementarios de la playa. Este edificio se adaptaría a la estructura existente del Club Regatas, creando un continuum cuya fachada enmarcaría la zona suroeste de la playa mientras que en el mismo sentido y hacia el noreste lo haría la estructura del Sector Turístico-Comercial-Pesquero. El área de estacionamiento se compone de dos niveles generados por una rampa que sube y baja desde el nivel de la pista (+2.35m), bajando -1.50m y subiendo +1.50m. El área de servicios complementarios se encontrarían los espacios más cercanos a la playa: Alquiler de sombrillas, área de salvataje, posta médica y servicios higiénicos. Brindar mayor superficie de playa y rentabilizar sus servicios La nueva Playa Pescadores queda ahora más grande que nunca, contando con un acceso directo y muy ancho hacia la playa. Además mediante la nueva distribución se permiten generar negocios para: alquiler de cocheras, sombrillas, consumo de comida, paseos en lanchas, descargad de pescado y venta de productos marítimos, además de ocasionalmente eventos como conciertos u otros similares, De esta manera las actividades son complementarias y aparecen ordenadas, pero sobre todo se gana un gran espacio de gran atractivo turístico: la playa amplia. Hacer ciudad, recuperar naturaleza El proyecto dota de una contundente permeabilidad visual por tratarse de un entorno natural muy importante. Toma en consideración la historia, considerando el valor material e inmaterial del lugar, el uso del muelle existente como un punto turístico así como enmarcar las actividades y costumbres que son parte de la identidad del lugar. Desde el punto de vista ecológico, se consideran las corrientes marinas para que la propuesta de nuevo muelle no afecte a las demás áreas, así como también se considera la biodiversidad existente como parte de la naturaleza del lugar. Se logra, finalmente, hacer ciudad, considerando el predominio del espacio púbico como medio integrador con la playa y la inmensidad del paisaje marítimo.









1 comentario:

Luis D dijo...

A mi me encantan las playas de Uruguay,sobre todo las de San José. Son muy buenas para la pesca. SI viajan allí les recomiendo hospedarse en el hotel de campo Don Joaquin